¡Hola colega!

En esta entrada quiero compartir mi experiencia en cuanto a la persuasión y la recaudación de fondos.

No importa qué actividad de recaudación vayas a llevar a cabo, siempre es necesario la

21731337_1641710615902578_8945698192169704446_n
En una de mis visitas de Fundraising

visita a los potenciales donantes | clientes | patrocinadores o personas interesadas en apoyar lo que tu organización realizará. Así que para tu visita, es necesario trabajar el poder la persuasión.

Desde mi experiencia, para realizar esta actividad, lo primero que tuve que trabajar en mí misma es el miedo al no o al rechazo y esto lo fui adquiriendo con la práctica, a modo de prueba y error. Una anécdota que te comparto es que durante mi primera visita estaba tan nerviosa que se me olvidó mencionar parte de mi discurso preparado y no llevé los materiales que me iban a servir de apoyo a la “venta” 😦

 

Con cada visita, la fluidez se me hacía más fácil y sobre todo, la vergüenza o pena de consultar a mi contraparte si iba a responder positivamente a mi solicitud fue desapareciendo. La primera vez creo que me fui sin preguntar en la visita y luego lo hice por correo electrónico :). Esto no es lo ideal, pero fue lo que me paso.

Aunque puede que resulte irónico decirte que el miedo lo vas a perder una vez que lo afrontes, es necesario que empieces a salir y tocar puertas para que puedas conocer la reacción de tu interlocutor ante lo que estás proponiendo. Esta información es ORO y con ello tenés insumos para adaptar tu estrategia hasta que encuentres el punto óptimo.

Retomando el vínculo entre la persuasión y el fundraising, yo creo fielmente para que tengas la posibilidad de persuadir a una persona, el primer persuadido en cuanto a la causa social que realiza la organización y por la cual está necesitando fondos, debe ser uno mismo.

¿Qué tanto te importa lo que hace tu organización? ¿Estás realmente convencido de que la acción que realizan es merecedora de financiamiento? Si esto es así, ya tenemos un primer paso ganado. Ahora, la forma en cómo comunicas junto a habilidades de oratoria harán que el recorrido sea más o menos exitoso. Esto último lo podés fácilmente adquirir con un entrenamiento corto, lo primero viene de una reflexión profunda a nivel personal.

Mi recomendación práctica es que exista un discurso específico que lo tengas ensayado previamente a lo interno de tu organización para que luego puedas compartirlo con los potenciales donantes.

Esto es lo que puedo compartir acerca de la persuasión, desde un primer post o entrada. Más adelante iré proponiendo ideas acerca de los elementos que no debes de olvidar mencionar en una visita de fundraising.

Y vos, ¿Te animás a compartir cuál fue tu primera experiencia de visita a un potencial donante?

Espero tus comentarios,

Muchos éxitos en tus acciones de fundraising.

Diana.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s