¡Hola Colega!

Hoy quiero compartir una reflexión respecto a cómo nos afecta el miedo en nuestra recaudación de fondos.

Primeramente, es importante identificar que la gran mayoría de paradigmas u obstáculos que podemos encontrar en la organización, respecto qué acción realizar para recaudar fondos, tienen su origen en el miedo.

Este miedo puede traducirse en excusas, procrastinación o rechazo completo de incluir una nueva opción de recaudación de fondos. Algunas señales de esta situación, lo podemos encontrar en las siguientes conversaciones:

  1. No tenemos los recursos suficientes para empezar una nueva actividad de recaudación.
  2. Somos una organización no lucrativa. No podemos empezar a buscar más alternativas que no sean los proyectos de la cooperación internacional. No somos empresas.
  3. No tenemos tiempo para realizar acciones. Estamos muy ocupados ejecutando programas y proyectos.
  4. Nuestro donante no nos ofrece recursos para iniciar una nueva actividad de recaudación.
  5. No quiero salir a vender. No soy vendedor/a.
  6. No quiero fracasar.

Lo curioso de esto es que éstas frases forman parte de personas cuyas organizaciones necesitan urgentemente de recursos financieros para sobrevivir. Así, esta resistencia al cambio puede ser tan alta, que se prefiere dejar a una organización “morir” a intentar nuevas alternativas.

3156df834545e0b88bb94c9a0b873da0
Miedos internos respecto al fundraising.

Otros miedos que se podemos encontrar en cuanto a la recaudación de fondos, y que se suele traducir en frases con las que me encuentro muy a menudo, son los siguientes:

  1. Miedo a no alcanzar la meta de recaudación. Así, mejor trabajamos sin metas y lo que consigamos será ganancia. 
  2. Miedo al rechazo. ¿Cómo voy a conseguir donantes si ya me dijeron que no?
  3. Miedo de convocatoria a una actividad de recaudación. ¿Qué pasaría si nadie llega a nuestro evento, que dirán de mi las otras organizaciones, la sociedad, etc.?
  4. Miedo de pérdida financiera. Si no logramos recuperar lo que invertimos en la acción de recaudación, ¿Cómo seré visto ante mis superiores?

El miedo o la ansiedad respecto al futuro, es una expresión de pensamiento y emoción con la que lidiamos las personas, casi a diario. Así, al formar parte de nuestras vidas, es “normal” que se traslade al ámbito laboral, el entorno en el que pasamos muchas horas de nuestro día a día.

No obstante, tengo que recalcar que los miedos, al igual que ocurre a nivel personal

featured_art_ingrid
El miedo nos impide reconocer oportunidades para la sostenibilidad institucional.

y profesional, nos limitan muchas posibilidades y oportunidades. En el campo profesional, específicamente en las organizaciones no lucrativas, este miedo puede llegar a impactar en el crecimiento de la organización como en su subsistencia misma.

Así, algunas recomendaciones que puedo compartirte para trabajar estos miedos en el fundraising o recaudación de fondos, son las siguientes:

  1. Infórmate. No tomes una decisión drástica de rechazar opciones porque te han comentado o tienes la impresión de que no será exitosa. Investiga, lee, comunícate, consulta y sobre todo EXPERIMENTA. Podés informarte sobre todo lo que necesitas conocer sobre Fundraising en mi boletín electrónico, el cual podés suscribirte aquí 🙂 .
  2. Invierte. Tiempo y recursos. Nada en la vida es gratis. No podemos esperar resultados diferentes si seguimos haciendo lo mismo. Ahora, tampoco estoy diciendo que tires la organización por la ventana, pero si es necesario invertir, sobre todo, en posicionamiento. También, he conocido muchos casos en los cuáles la creatividad alcanzó muchos logros con muy bajo presupuesto.
  3. Salí a la calle. El miedo al rechazo o al fracaso se pierde con la constancia y práctica. La experiencia nos brinda muchas oportunidades de mejorar y de conocer capacidades que no pensábamos que podríamos desarrollar al interior de una organización.
  4. descarga
    Establecer metas incrementales ayuda a superar los miedos en recaudación.

    Planifica. Pasito a pasito, suave suavecito. Jejeje, así como la canción, es importante definir el camino que vamos a seguir para implementar nuevas acciones de recaudación. En mis entradas previas del blog, he comentado que existen muchas acciones que son necesarias realizar, antes de poner en marcha nuevas acciones de recaudación, por lo que necesitamos poner orden en casa y definir las acciones lógicas y concatenadas que nos ayudarán a poder realizar nuevas acciones y lograr nuevos resultados.

 

¿Qué te pareció esta reflexión? ¿Estamos listos para romper el miedo y lograr acciones de impacto en tu organización?

Coméntame que te pareció.

Muchos éxitos en tus acciones de fundraising.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s