¿Cómo contribuyen los voluntarios a la sostenibilidad de mi ONG?

Hola Colega

¡Feliz inicio de semana!

En esta entrada quiero compartir algunas reflexiones que si bien pueden parecer no estar muy vinculadas a la recaudación en si, están enfocadas a identificar el impacto que puede tener en la sostenibilidad -tanto financiera como institucional- una participación plena de voluntarios en tu organización.

Cada organización debe definir quien puede ser voluntario

Antes de definir lo que implica una participación plena y sobre todo, su alcance, es importante iniciar esta reflexión identificando a los voluntarios de tu organización.

¿A quienes puedo considerar voluntarios de mi organización? Esta sencilla pregunta puede tener diversas respuestas y cada organización es responsable de definir la suya. No obstante, para que podamos avanzar y que pueda tener sentido esta reflexión, existe un criterio que es importante que se respete dentro de la definición de quien puede ser voluntario o voluntaria.

Este sentido es la permanencia del voluntario/a con la organización y su grado de compromiso en alcanzar objetivos que fueron claramente definidos al inicio de la relación.

Con ello, quiero decir que si bien podemos tener voluntarios que se involucran en una actividad específica (para la cual fueron convocados) sin una vinculación de más largo plazo, éstos no se consideran como un voluntariado que aporten significativamente a la organización.

El tipo de voluntariado que sí genera impactos directos en la sostenibilidad, es aquel que compromete su tiempo y esfuerzo, a alcanzar objetivos o metas y que tienen un relacionamiento mínimo con la organización de mediano plazo (1 año a más).

El alcance del voluntariado se define por su grado de compromiso y no por las acciones que realiza

Una vez definido cuál es el tipo de voluntariado (en cuanto a su compromiso, no referente a sus acciones) que genera impacto directo en la sostenibilidad organizacional, es importante definir cuál es ese impacto que se quiere conseguir.

La sostenibilidad de una organización se refiere a la permanencia de la organización en el tiempo manteniendo al menos misma calidad y cantidad de servicios o productos sociales.

Para definir la calidad de servicios sociales (junto a procesos back office que los involucran) se tienen en cuenta variables que deben ser definidas de forma institucional. Esto quiere decir que al igual que la definición de voluntariado que puede variar de organización en organización, también lo hace la definición y alcance de sostenibilidad.

Como tal, la sostenibilidad abarca todos los ámbitos o áreas de gestión de una organización ya que todas contribuyen a que tanto financiera como institucionalmente se puedan contar con los recursos necesarios (todo tipo de recursos, no solamente el financiero) para su permanencia temporal.

Así, teniendo en cuenta que todos los procesos y estrategias que se puedan definir para áreas como: comunicación, recaudación de fondos, planificación, programas y proyectos, administración, entre otras, aportan directamente a la sostenibilidad de una organización, se puede empezar a visibilizar como los voluntarios pueden contribuir a la sostenibilidad.

Tomando en cuenta lo expresado anteriormente:

… la sostenibilidad abarca todos los ámbitos o áreas de gestión de una organización ya que todas contribuyen a que se puedan contar con los recursos necesarios para su permanencia temporal.

Se vincula a los voluntarios con la generación de los recursos necesarios o bien, con una optimización los esfuerzos disponibles por medio de ahorros que implica contar con un recurso humano no remunerado.

Aparte de lo anterior, contar con un equipo de voluntarios altamente comprometido, impacta directamente con la cultura organizacional de tu organización ya que valida de forma directa, la importancia de la causa social de tu organización y puede ayudar a aumentar la apropiación de identidad de tu equipo o el personal remunerado.

Este elemento intangible tiene una vital importancia para la gestión de equipos productivos, ya que a mayor apropiación de la causa social de tu organización por parte de los equipos, mayor compromiso para encontrar estrategias y soluciones a los desafíos cotidianos.

También, los voluntarios pueden brindar información, con una mirada diferente de los siguientes procesos o acciones de tu organización como:

  1. Calidad de productos y servicios sociales de los programas y proyectos,
  2. Posicionamiento de tu organización,
  3. Efectividad y convocatoria de acciones de recaudación de fondos,
  4. Cultura organizacional y la vinculación del equipo con voluntarios,
  5. Planificación y gestión de la organización del equipo de voluntarios.

Como podrás ver, los voluntarios contribuyen de varias formas a la sostenibilidad de tu organización, un resumen práctico podría ser el siguiente: 1) generando recursos para tu organización, 2) optimizando recursos con el ahorros, 3) contribuyendo con la cultura e identidad organizacional, 4) generando información valiosa sobre procesos organizacionales para toma de decisión inteligente.

Ahora bien, es importante resaltar que para que se puedan obtener estos beneficios , es necesario trabajar un buen plan de gestión de voluntarios, de forma a poder mantenerlos fidelizados y trabajando de forma activa para la organización.

Este plan de gestión debe contar con procesos institucionales de captación, fidelización y cierre de la relación que permitan identificar beneficios concretos tanto para los voluntarios como para la organización. Contar con un plan de gestión adecuado a las necesidades de tu organización, permitirá generar los procesos y acciones que apunten a contar con un equipo de voluntarios altamente motivados y comprometidos con la causa de tu organización.

Espero que esta entrada del blog te pueda inspirar para trabajar de forma consciente y estratégica con un equipo de voluntarios, generando una vinculación provechosa para ambas partes.

Un abrazo y muchos éxitos en tus acciones

Diana

El eterno dilema de las redes y agrupaciones de organizaciones

Hola colega,

En esta entrada, quisiera compartir una pequeña reflexión acerca de algunas particularidades de las redes, cámaras, federaciones, gremios y asociaciones que aglutinan o representan a organizaciones o personas.

Estas organizaciones (las mencionadas arriba) surgen para representar intereses comunes y poder tener mayor fuerza de negociación hacia diversos fines como financiamiento, incidencia, entre otros.

También, estas redes (voy a denominar así a todo tipo de estructura o plataforma que agrupe a organizaciones o personas) pueden tener como fin, la de ser un espacio de traspaso de capacidades y competencias para la formación o desarrollo de sus miembros.

Así, la Red constituye una membresía en la cual sus miembros, obtienen beneficios por formar parte de ella y por ello, debería pagar una cuota de pertenencia. Señalo que puse la frase “debería pagar una cuota” a propósito, ya que aunque ésta es una de las características de toda membresía como parte de su sostenibilidad financiera, en la mayoría de los casos que me toca trabajar, esta acción no sucede, o no se realiza de forma sostenible -tanto en el cálculo del aporte periódico como en la activa captación de miembros-.

Esta situación puede ocurrir por algunos de estos motivos: 1) existe un “miedo” a cobrar un canon por considerarse la Red un espacio social que se “debe” a sus miembros, 2) la práctica ha establecido que no existen sanciones para los socios o miembros que no pagan su cuota, por lo tanto, una poca minoría de miembros aportan a la Red, 3) se considera que la Red debe sostenerse a sí misma y brindar servicios a los asociados “de gratis”.

Ahora bien, como coach en fundraising o recaudación de fondos mi recomendación respecto a la sostenibilidad financiera de cualquier organización (incluida las redes) es trabajar estrategias de diversificación de fuentes de financiamiento. Así es importante que una Red, pueda trabajar varias acciones de recaudación siempre y cuando la membresía (cobro de cuota de pertenencia) sostenga un porcentaje importante de sus gastos.

Esto es fundamental ya que ésta (cuotas periódicas) es una de las formas de recaudación característica de la membresía y permite la libre disponibilidad de fondos (con exigencia de una correcta ejecución, claro!), para cubrir los gastos “ocultos” o que no se ven a simple vista como por ejemplo: gastos administrativos, de gestión, de posicionamiento y de recaudación.

También es importante resaltar, que no se puede exigir cuotas “sostenibles” a los miembros, si la Red no cuenta o no desarrolla acciones de valor por lo cual sus socios, estarían dispuestos a aportar y pertenecer a la Red.

Trabajar acciones de valor es responsabilidad de toda Red. Identificar de forma tangible (no meras percepciones) necesidades, vacíos que los miembros quieren o desean cubrir es una de las tareas que se necesita desarrollar de forma constante (para ir actualizando estas acciones de valor de acuerdo a coyuntura o cambio de necesidades).

Es importante también definir la participación de los miembros en la Red. A continuación, comparto algunas preguntas CLAVE que toda Red necesita responder:

1. ¿Necesitamos tener una membresía cuantiosa o de calidad?

2. ¿Cómo la Red va a trabajar un plan de gestión de miembros?

3. ¿La Red constituye EL espacio en el cual los socios satisfacen sus necesidades?

4. ¿La Red representa un colectivo con intereses comunes o solamente intereses de algunos miembros?

5. ¿Cuál es la relevancia de la Red? ¿Qué pasaría si dejara de existir, se dejaría algún impacto?

6. ¿Para qué me interesa recaudar fondos como Red?

7- ¿Cómo garantizo la participación e interacción de los miembros de la Red?

La respuesta sincera y detallada a estas preguntas, podrán guiar el camino a la sostenibilidad de las redes. Trabajar acciones de diversificación de fondos, tomando en consideración que la principal fuente de recaudación es la membresía (pago de una cuota periódica) ayudará a desarrollar las estrategias y acciones necesarias para que se pueda romper el dilema de la sostenibilidad y enfocar los esfuerzos en trabajar acciones de valor para sus miembros.

Espero que esta reflexión ayude a generar ideas acerca de cómo podrías aportar a la sostenibilidad de tu Red. Si tenés experiencia en este tema o querés compartir alguna situación, recomendación o idea, te invito a que nos dejes tus comentarios abajo.

Muchos éxitos en tus acciones.

Diana

¿Cómo organizar eficientemente los recursos disponibles para una exitosa recaudación de fondos?

¡Hola Colega! Entramos ya en el mes de mayo y espero que estés alcanzando tus objetivos y metas de sostenibilidad financiera e institucional y para ayudarte en este camino, quisiera compartir hoy unas reflexiones acerca de cómo se puede organizar de forma eficiente, los recursos de tu equipo y de la organización para una recaudación de fondos con altas probabilidades de éxito.

Una buena planificación y organización son cruciales para el éxito en la recaudación.

A cómo fue comentado en posts anteriores, la recaudación de fondos consiste en un proceso el cual se invierten esfuerzos, voluntades, recursos para obtener resultados a mediano y largo plazo.

Este proceso, es liderado por un equipo o persona que ejerce el rol de “fundraiser” y con sus conocimientos y experiencias, se desarrolla una planificación orientada a alcanzar resultados.

Esta planificación tiene lugar en un documento escrito denominado Plan de Sostenibilidad Financiera o bien Estrategias de sostenibilidad y es aquí en donde se plasman la proyección de acciones, recursos, ingresos y estrategias que la organización asumirá en un período de tiempo determinado y para lo cual los equipos asumirán funciones y roles para alcanzar las proyecciones definidas y apropiadas por todos.

Una buena planificación debe contener elementos concisos, precisos y detalles que permitan una rápida y fácil comprensión

Una vez que se haya cerrado la planificación -esto es un elemento muy importante, porque conozco casos en los cuales siempre se planifica más nunca se implementa- se necesita organizar los recursos disponibles y proyectar de forma operativa, las tareas y acciones que cada miembro del equipo deberá realizar en los tiempos determinados, para el alcance de las metas tanto financieras como de alianzas y posicionamiento.

La mejor forma de poder organizar estos recursos y realizar proyecciones, desde mi experiencia profesional, es a través de Campañas de Recaudación. En ella, se identifican variables de: inversión – posicionamiento – mensajes fuerza a utilizar – potenciales donantes – alianzas – actividad de recaudación – metas de ingreso, entre otras acciones.

Las Campañas de Recaudación asimismo nos ayuda a poder visibilizar la cantidad de tiempo y esfuerzo que necesitamos tanto dentro del equipo de recaudación como de los demás equipos de la organización. Con ello, las campañas se convierten en el documento operativo de implementación anual del Plan de Sostenibilidad o Estrategia de recaudación de la organización.

Las campañas de recaudación el documento guía de los fundraisers

Así como un Plan Operativo Anual -POA- sirve de guía para un Gerente o Director de Operaciones, las Campañas de Recaudación condensan todos los elementos, agrupados estratégicamente para un periodo determinado, para alcanzar una recaudación específica, con donantes, plan de marketing y otras acciones pertinentes.

Es importante reconocer que trabajar con Campañas de Recaudación, pueden implicar mas tiempo en planificar y agrupar recursos y elementos para acciones específicas, pero nos ayuda a definir asimismo las variables que necesitamos dar seguimiento y con ello realizar una gestión de información respecto al desarrollo que va llevando cada Campaña, lo que nos facilitará el proceso de toma de decisiones, en base a información y no de forma empírica.

Cada Campaña de Recaudación, debe contar con al menos, las siguientes variables:

  1. Meta de recaudación
  2. Inversión necesaria: recursos humanos, tecnológicos, financieros.
  3. Tiempo de duración: en base a una combinación de factores de planificación, posicionamiento y recaudación.
  4. Duración del posicionamiento
  5. Tipo de posicionamiento: dirigido a quienes, donde están y porque.
  6. Acción de recaudación principal de la campaña
  7. Equipos ejecutores de la campaña
  8. Retorno de la inversión de la campaña
  9. Monitoreo y Evaluación.

Como ya lo habrás notado, las Campañas de Recaudación son como mini proyectos internos que realizan los fundraisers para la sostenibilidad financiera de la organización. Estos proyectos tienen que estar perfectamente alineados a la Estrategia o Plan de Recaudación y con ello, con el Plan Estratégico institucional.

El arte del fundraiser consiste en definir estas Campañas lo mas asertivamente posible y tomar en consideración los potenciales riesgos que pueden ocurrir. Ademas, es fundamental que estas campañas sean conocidas y apropiadas por todos y cada uno de los integrantes de la organización, para que desde su rol, pueda contribuir en mayor o menor medida, al alcance de los mini éxitos o hitos de cumplimiento y con ello, avanzar hacia la meta global de cada Campaña.

Como ya sabrás, estoy por desarrollar mi próximo curso sobre este tema, y los participantes podrán conocer de forma práctica, como organizar y definir cada variable en una Campaña, como identificar los momentos fuerza para posicionamiento y cómo establecer los mecanismos correctos para gestionar cada momento de la Campaña.

Mas info a cursos@coachingong.com

El evento será llevado a cabo en la ciudad de Asunción el día martes 21 de mayo a las 18.30 horas en El Granel, El Lugar de Encuentros. Los cupos son limitados para garantizar una mejor apropiación y participación de los participantes, así que no te quedes fuera y garantiza tu lugar.

Si estás fuera de Paraguay, no te preocupes, que en breve estaré lanzando webinars sobre éste y otros temas así como la creación de una comunidad de fundraisers o recaudadores de habla hispana.

Espero que esta entrada te brinde ideas e inspiración para tus futuras acciones de recaudación. Tu causa social lo vale, tu trabajo lo vale, tu equipo lo vale. Muchos éxitos en tus acciones de recaudación.

Diana

Lo que puede salir mal en un evento de recaudación

Hola Colega!

Espero que estés iniciando la semana tan bien como yo. En el post de hoy, quiero hacer énfasis a lo que tenemos que considerar cuando tomamos la decisión de realizar un evento, como medio de recaudación de fondos para nuestra ONG.

Una buena idea es colocar todas las posibilidades en la mesa y analizar la factibilidad de un evento

No quisiera alarmar ni mucho menos proponer un adjetivo negativo en relación a lo que puede implicar el desarrollo de un evento de recaudación. No obstante, es mi interés que conozcas la mayor cantidad de variables que pueden presentarse, y que puede ocasionar un resultado negativo o bien, no alcanzar los resultados que estabas esperando.

Un evento de recaudación, es atractivo para muchas ONG por varios motivos: 1) porque brinda alto posicionamiento mediático, 2) genera oportunidades de presentarse a empresas u organizaciones para conseguir patrocinios, 3) se pueden generar otras acciones de recaudación en el mismo evento, 4) oportunidad para conectar con potenciales donantes, 5) afirmar posicionamiento ante donantes institucionales, entre otros.

La planificación y experiencia son variables fundamentales para el éxito de un evento de recaudación.

Así, aunque es muy atractivo trabajar con eventos de recaudación, por las 4 variables expuestas en el párrafo de arriba, es importante considerar que los eventos:

  1. Necesitan mucha planificación (alrededor de 12 meses antes).
  2. Necesitan inversión.
  3. Necesitan posicionamiento mediático (que no siempre se puede conseguir de forma gratuita).
  4. Necesitan personal de organización e implementación.
  5. Necesitan información que se gana por medio de la experiencia.

Estas necesidades deben formar parte de tu check list que necesitás desarrollar para tomar la decisión de realizar un evento de recaudación. Otros elementos, que necesitás considerar y que son aquellos que “pueden salir mal” al trabajar con esta estrategia de recaudación, son los siguientes:

Todo evento debe resultar rentable y con utilidades para la organización
  1. Pocas confirmaciones de patrocinios: Con lo cual significa que se tendrá que pagar los gastos del evento y restar a los ingresos que se obtendrían por la venta de tickets para participar del evento.
  2. Incumplimiento de patrocinios: A última hora no cumplen con lo pactado o bien, te brindan un servicio o producto de menor calidad por lo que te pueden hacer incurrir en gastos no planificados.
  3. Poco posicionamiento mediático: Puede darse por cualquiera de las 2 opciones expuestas arriba o bien, por falta de presupuesto, no se puede alcanzar un posicionamiento que se extienda más allá del ámbito de la ONG (contactos, relaciones, etc.)
  4. Mala gestión de la venta de entradas: Bien puede darse por una poca planificación en cuanto a la accesibilidad para la venta de las tickets (Ejemplo: que solamente puedan adquirirse en el local de la ONG) o bien, los canales de cobro de la venta de tickets son limitadas (solo efectivo).
  5. Coincidencia de mi evento, con otros eventos realizados por empresas y ONG que están mejor posicionados que mi ONG: Esta variable suele ocurrir a menudo. Quizá no en el nivel de que el mismo día que estoy organizando el evento con mi ONG, se hace otro evento de recaudación, sino puede ser en el mismo mes, quincena o semana.
  6. Mala organización del equipo implementador del evento: Suele ocurrir que no se proyecta o dimensiona de forma correcta, la cantidad de personas que se necesitará en el día del evento. Lo que puede desencadenar en ansiedades, sobrecarga de labores, mala percepción del público por falta de organización, entre otros.
  7. Poca asistencia al evento: Vinculado directamente con una baja recaudación de fondos y potencial desposicionamiento.
  8. Mucha asistencia al evento: Si la cantidad de participantes sobrepasa la proyección establecida, se puede generar descontento entre los asistentes por poca previsión. Puede vincularse asimismo a un desposicionamiento por incomodidad o baja organización. En dependencia de la situación, se puede tener una fuga de la recaudación, producto de solicitud de devolución del pago de las tickets por descontento.

Éstas son algunas variables que se deben tomar en consideración para lograr no solo un buen resultado de posicionamiento sino además, en la recaudación, que es lo que nos interesa en este blog.

Quedan poquisimos cupos disponibles

Para que puedas conocer éstos y más detalles para diseñar un evento de recaudación de fondos, este sábado estaré desarrollando un taller exclusivo en el cual:

  1. 6 organizaciones podrán diseñar 1 evento de recaudación a su medida
  2. Se compartirán materiales de solicitud de patrocinios, como elaborar bases de datos, información para cálculo de precio de tickets, etc.

Para solicitar temario, inversión, lugar y más info, contáctate conmigo a info@coachingONG.com

Un abrazo desde Paraguay y espero que esta pequeña reflexión te sirva de apoyo a la hora de decidir realizar un evento de recaudación. Dejame saber que te pareció, todo comentario, reflexión es bienvenida. Muchos éxitos en tus acciones de recaudación.

Lo que el Fundraiser puede hacer por tu ONG

Hola Colega! Estamos a casi término de la semana. Hoy quisiera compartir contigo un adelanto de mi eBook Lo que el Fundraiser puede hacer por tu ONG, el cual será compartido como material de apoyo en mi próxima charla sobre el Rol del Fundraiser a realizarse en El Granel el miércoles 20 de marzo.

Como lidiar con los desafíos de sostenibilidad financiera es una de las tareas del fundraiser

La gestión financiera de una organización sin fines de lucro, tiene complejidades al igual que toda empresa u organización lucrativa. Estas complejidades, se convierten en la rutina diaria del fundraiser, que debe saber cómo anticiparlas, gestionarlas para poder brindar soluciones.

Actualmente el panorama internacional de financiamiento de acciones de desarrollo está tomando un giro y enfocando sus financiamiento hacia otras latitudes y temáticas emprendedoras. Esto significa que la obtención de fondos de manera “tradicional” sea cada vez menos accesible para las organizaciones no lucrativas.

Es por ello que el fundraiser, una profesión en auge en América Latina, se vuelve indispensable a la hora de planificar una estrategia sostenible de captación de fondos para una organización.

Cualidades, habilidades y capacidades técnicas son algunos “requisitos” que los fundraisers deben cultivar y desarrollar. Debido a la creciente práctica por parte de las ONG en “designar” a una persona del equipo de trabajo para realizar este rol, o para integrar a un nuevo colaborador bajo este puesto, en esta entrada quiero compartir algunos elementos que se pueden o deben esperar de este profesional.

Un fundraiser es una persona con profunda vocación de servicio, este servicio principalmente está orientado a producir cambios sociales (en beneficio social) y para ello, dedica tiempo y esfuerzos para conseguir los recursos necesarios para la realización de las obras y acciones que permitirán los cambios deseados.

Para ello, deberá utilizar toda clase de recursos disponibles: humano, social, tecnológico, para alcanzar su meta. Asimismo, conjuga elementos técnicos y humanos para realizar su trabajo.

La planificación es una herramienta fundamental del fundraiser

El fundraiser, básicamente es aquel que solicita dinero para una organización. Es una tarea que es básica para la sostenibilidad de una organización, pero no por ello, existen muchas personas que se encuentren dispuestas a hacerlo.

Deberá elaborar e implementar acciones estratégicas para solicitar las contribuciones necesarias y tendrá que estar preparado para los fracasos o rechazos, que en la mayoría de las veces, suelen ser más numerosos que las victorias.

Es por ello que el fundraiser es una persona con un carácter dinámico, amante de los desafíos, sin preocupaciones por el qué dirán y con mucha convicción social.

Asimismo, deberá tener una ética personal y de trabajo inquebrantable, trabajar con equipos y personas de distintas disciplinas, lograr aliados, presentar propuestas ante colaboradores internos y externos.

Básicamente un fundraiser asume funciones de: vendedor, gerente, coach, comunicador, relacionista público, tesorero.

El fundraiser se convierte en la mano derecha del gerente o director de una organización. Es por ello que debe demostrar confianza y conocer todos los “puntos débiles” de una organización, para poder realizar su trabajo de manera más eficiente.

Así, el fundraiser no tiene un horario de trabajo fijo, cualquier evento social, familiar, etc., puede servir para encontrar a la persona que se convertirá en su donante, aliado o sponsor.
Es por ello que el fundraiser generalmente suele ser la cara visible de una organización, un referente social en el cual las personas depositan su confianza, en relación al uso de los fondos que son donados.

Lograr acuerdos es el principal logro de los fundraisers.

La persuasión en su comunicación, es la principal estrategia que utiliza para lograr la acción por parte de las personas. Esta persuasión está acompañada de acciones puntuales, presupuestos detallados e impactos sociales esperados.

Esto y mas vas a poder conocer respecto al trabajo del fundraiser en nuestra próxima cita, el 20 de marzo en El Granel. }

Muchos éxitos en tus acciones de recaudación.

Diana

Cultura organizacional y Fundraising

¡Hola Colega!

Espero que estés avanzando en la consecución de tus metas de recaudación. Para contribuir con un granito de arena, hoy te comparto en este post, algunas reflexiones acerca de lo que significa el desarrollo de una cultura organizacional que apunte a la sostenibilidad financiera.

A como he compartido en mis sesiones de entrenamiento, coaching y asesorías, la sostenibilidad financiera es un proceso continuo, que necesita de acciones y estrategias innovadoras de forma a poder alcanzar resultados deseados.

La innovación y creatividad deben fomentarse a la hora de definir una cultura orientada a la recaudación de fondos

Ahora bien, este proceso continuo, se desarrolla en medio de la rutina cotidiana de la organización. Desarrollo de acciones sociales, atenciones, entre otros. Es por eso que es importante que la sostenibilidad financiera no se pierda de foco y logre estar presente en la mayor cantidad de decisiones que se pueda. Idealmente, sería en todas…

Es por ello que se necesita instaurar una cultura organizacional que involucre la recaudación de fondos como parte transversal de las decisiones y se definan los roles y responsabilidades que cada integrante del equipo pueda desempeñar, en dependencia de las campañas de recaudación que se definan realizar en el año.

Según la definición tomada por Lorena Altagracia la cultura organizacional  es el conjunto de percepciones, sentimientos, actitudes, hábitos, creencias, valores, tradiciones y formas de interacción dentro y entre los grupos existentes en todas las organizaciones.

Con esta definición, se destaca la importancia de que los líderes de las organizaciones puedan moldear una cultura que esté vinculada de forma estrecha con la sostenibilidad financiera de su organización.

Así, te comparto algunos componentes que una cultura organizacional orientada a la recaudación de fondos y por ende a la sostenibilidad financiera debería desarrollar:

  1. Planificar y proyectar la recaudación. Es importante que al menos el equipo gerencial de la organización tenga como hábito la planificación y presupuestación financiera, real, en base a experiencias históricas, capacidad y recursos disponibles.
  2. Posicionamiento técnico y posicionamiento causal: Definir como comunicar lo que hacemos, a quien vamos a dirigir esta comunicación orientado SIEMPRE al retorno de inversión de las acciones realizadas.
  3. Generación de ideas y compromisos: El mundo en el que vivimos se desarrolla en base a relaciones sociales o capital social. Con quienes nos vinculamos puede abrirnos o cerrarnos puertas y también determina lo que podemos hacer o no. Es fundamental que nuestra cultura nos permita vincularnos con actores pertinentes y generemos acciones que respondan a sus intereses.

Para trabajar de forma práctica en el desarrollo de una cultura organizacional encaminada a la recaudación de fondos, voy a realizar mi primera actividad en Paraguay de Café con Diana, que consiste en sesiones de coaching (crowdcoaching) en las que se trabajan un tema específico y se comparte los avances que las organizaciones observan y realizan en un periodo de 4 semanas.

El cupo máximo por grupo es hasta 5 organizaciones. A partir del martes 12 de marzo, nos reuniremos todas las semanas hasta el 05 de abril. Cada semana se establece una meta a realizar y en la sesión posterior se comparten los avances y obstáculos encontrados.

El tema que se va a desarrollar en las 4 semanas es Creando una cultura de recaudación de fondos en mi organización. Los subtemas que contiene el paquete y se desarrollarán a lo largo de las semanas son:
1) La recaudación como proceso. Definición del equipo y alcances.
2) Juntas Directivas y la recaudación. Roles y procesos y metas.
3) Integrando la comunicación y la recaudación. Pasos prácticos.
4) Evaluando la integración de los equipos en la recaudación.

Si estás interesado en ser una de las cinco organizaciones que trabajarán en la implementación de una cultura organizacional vinculada a la recaudación de fondos, comunicate conmigo al correo info@coachingONG.com

Espero que esta entrada te sirva como inspiración a futuras acciones en tu organización. Nos vemos en la próxima entregan.

Diana – Coach en Fundraising.

Tomando decisiones: Como definir si aplicamos a una convocatoria a proyectos.

¡Hola Colega!

Ha pasado mucho tiempo desde mi última entrada en el blog. Ya asentada en Asunción-Paraguay, he comenzado con la calendarización y ejecución de mis cursos junto a acciones de fortalecimiento con miras a la sostenibilidad financiera para las organizaciones sociales.

Una de las estrategias que mas frecuentemente se trabaja para recaudar fondos en las ONG es la estrategia de grandes donantes. Esto implica el trabajo de proyectos sociales como “medio” de presentar una propuesta de intervención social a corto o mediano plazo.

El trabajo con propuestas, tradicionalmente se desarrolla bajo una modalidad reactiva. Esto significa que atendemos la llamada mediante una convocatoria solicitada de una agencia de cooperación, empresa, persona o institución estatal.

Se crean “equipos” de trabajo, se contratan consultores, se desarrollan presupuestos todo bajo estándares establecidos en la convocatoria y respondiendo siempre a los intereses de lo que podemos considerar un gran donante.

Esta dinámica suele ser bastante habitual. Se repiten ciclos y al menos unas 5 o 6 veces se desarrollan estos procesos. Los resultados pueden ser diversos, algunas ONG con mas experiencia tienen resultados positivos en al menos la mitad de las convocatorias que han postulado. Otras, sin embargo, tienen resultados adversos en la mayoría de sus presentaciones, lo que conlleva a situaciones de emergencia financiera en sus organizaciones.

Los equipos encargados de presentar una propuesta trabajan contra reloj para cumplir con los tiempos establecidos.

Como profesionales de fundraising o recaudación de fondos, debemos preocuparnos por la diversificación de fuentes de financiación para lo cual, es necesario dividir las tareas y acciones estratégicas que permitan alcanzar las metas financieras de acuerdo a los objetivos planteados en el plan de sostenibilidad financiera de la organización.

Es por ello que no podemos dejar al azar las acciones a realizar y debemos fijarnos una planificación a la cual tenemos que apegarnos en la mayor medida de lo posible. Así, se tiene un desafío de priorizar acciones y con ello, tomar decisiones respecto a si presentarse a todas las convocatorias existentes o bien, solamente a aquellas en las que se tiene mayor posibilidad de éxito.

Para poder determinar cuáles son aquellas convocatorias en las que tendremos mayores probabilidades de éxito, primero es necesario ir un poco atrás y ver si nuestra ONG tiene un posicionamiento de “experto” en la temática que la convocatoria está desarrollando. Este posicionamiento se desarrolla mediante procesos de technical branding o “marca técnica” que por tener muchas aristas y variables, no lo puedo desarrollar en esta entrada.

Asimismo, ademas de la historia y experticia de nuestra ONG, existen elementos que pueden ser analizados al leer con detenimiento la convocatoria a proyectos. Esto nos puede indicar si la misma está “ajustada” hacia ciertos tipos de organizaciones o si existen preferencias de intervenciones sociales los cuáles limitan las posibilidades de organizaciones que son mas genéricas en su accionar.

La decisión de aplicar a una convocatoria debe ser realizada en consenso de áreas o puestos claves de una ONG.

Identificar elementos en la convocatoria es el primer paso para tomar decisiones inteligentes y apostar a aquellas convocatorias que merecen la pena el esfuerzo en tiempo y recursos. Así es como los profesionales experimentados en fundraising definen su accionar y dedican su tiempo en acciones y estrategias con altas probabilidades de éxito.

Para identificar cuáles son los elementos clave que deben ser analizados por los equipos para tomar la decisión de aplicar o no ante el llamado a convocatorias solicitadas o no solicitadas, realizaré un taller en el cual ademas de análisis de convocatorias estaré compartiendo elementos clave para desarrollar un proyecto de alto impacto, con destaque para el análisis por parte de los donantes.

El taller será realizado este jueves 21 de febrero en El Granel de 18.30 a 21.30. Está abierta a todos los profesionales que deseen perfeccionar sus técnicas y habilidades en redacción de proyectos. Los contenidos a compartir en relación al diseño de proyectos, busca identificar los elementos clave que si o si son necesarios establecer y que son revisados por los responsables de “filtrar” proyectos y adjudicar a proyectos ganadores.

El taller del 21 de febrero será el primer taller desarrollado en Asunción

Contenidos técnicos referente a temáticas de desarrollo como salud, medio ambiente, educación, mujer, entre otros, no serán abordados en el taller.

Desde CoachingONG, me especializo en brindar herramientas y habilidades de gestión para la captación de fondos, a todas las organizaciones con causa social, independientemente de la temática a que se dediquen. Cada organización es especialista en metodologías de intervención por lo que no puedo proveer de asistencia por no tener especialización en todas las posibles temáticas que pueden ser desarrolladas para alcanzar un desarrollo social sostenible.

Esperando que esta entrada te inspire ideas para que puedas definir que variables tomar en cuenta para decidir inteligentemente, me despido deseándote una buena semana y muchos éxitos en tus acciones de fundraising. Déjame tus comentarios, leo y contesto todos 🙂

Diana

Los desafíos del fundraising

¡Hola Colega!

Llegamos al primer viernes de diciembre y ésta es una época en la que estamos corriendo para realizar las últimas acciones de recaudación o bien, evaluando el año y proyectando metas y objetivos para el 2019.

Con esto en mente, hoy quisiera compartir los principales desafíos que para mí, tiene el complejo mundo del fundraising. A como de seguro lo sabes, la recaudación de fondos es uno de los pilares fundamentales de toda organización no lucrativa -y lucrativa también 😉 -. No obstante, no existe mucha conversación al respecto,  o si existe, no se realiza de forma pública. 

En el mundo empresarial, la recaudación de fondos se realiza por medio de ventas. Con ello, existe toda una industria dedicada a profesionalizar todos los aspectos involucrados, desde la conceptualización  de acciones de persuasión -marketing- hasta la realización de la venta cara a cara. Hasta se trabajan componentes personales y emocionales con la ayuda  de la programación neurolinguistica, coaching para líderes y otros elementos. 

Por otra parte, se puede evidenciar en las empresas, que el área de ventas suele ser uno de los más grandes (en cuanto  a cantidad de recursos humanos y presupuesto destinado) y es el que constantemente recibe premios y reconocimientos. 

Ahora bien, si nos movemos de vuelta al sector no lucrativo, específicamente al área de recaudación de fondos o fundraising, nos encontramos con las mismas características que mencioné en los párrafos de arriba ¿?

¡No! 

Te has puesto a pensar que un recaudador estrella de una ONG,  no tiene el mismo ingreso que un vendedor de una compañía, aunque ambos recauden lo mismo  o incluso si el fundraiser recauda más (en términos de ingreso para la organización o empresa).

Estos son los principales desafíos del fundraising, que necesitan ser trabajados. La mayoría de ellos se basan en paradigmas organizacionales y sociales que se tienen en cuanto al trabajo de las organizaciones no lucrativas y su rol en la sociedad. 

Resumiendo, los principales desafíos que encuentro tras años de trabajo en el mundo del fundraising son los siguientes: 

  1. Desarrollo de una industria pujante de formación y profesionalización de los fundraisers o recaudadores: Que desarrollen estándares internacionales  reconocidos por las organizaciones y certificaciones. 
  2. Acompañamiento emocional: El trabajo de fundraising lleva a mucho estrés y sobre todo una sobrecarga laboral en  momentos picos de recaudación que pueden llevar al colapso mental de la persona que trabaja o lidera equipos de captación de fondos. Asimismo, llevar el peso de sostener a toda una organización y su impacto en los programas sociales añade un estrés más. Es importante comprender que el fundraiser, sufre frustraciones y como un buen acompañamiento puede ayudar a sobrellevar aquellos malos momentos. 
  3. Recursos para llevar a cabo una buena tarea de recaudación: El discurso tradicional de la mayoría de las organizaciones: No existen recursos para desarrollar acciones de posicionamiento y/o de recaudación. Todos los recursos están exclusivamente para ser ejecutados en los programas. Mi pregunta a esto es: ¿Cómo vamos a pretender tener resultados si no invertimos recursos? El posicionamiento no surge de la noche a la mañana y en un mundo capitalista, no todo – o al menos con la calidad deseada- se puede conseguir por canje o por donación.
  4. Reconocimientos: ¿Es importante mencionar que un buen salario, acorde a las capacidades y logros del fundraiser o recaudador de fondos es justo y  necesario? Por más que parezca lógico, no siempre se trabaja  o se comprende  de esta forma. Como se puede retener talento único para lograr un mundo mejor -misión de todas las ONG- y no pretender pagarle lo que se merece ¿? Asimismo, es importante los reconocimientos no monetarios que se puedan brindar para el equipo o la persona que realice esta noble profesión.

¿Qué pensás  de estos desafíos del mundo del fundraising? ¿Te hacen sentido? No te quedés   sin dejarme tu comentario, idea y opinión sobre este tema. Peeeeeeeeeeeeeero, antes de que lo hagas, no dejes de ver este video que, en los comienzos de mi carrera como fundraiser, me transformó totalmente y reafirmó mis pensamientos y creencias: 

No te olvides de compartir tus pensamientos sobre este post. Nos vemos la próxima semana  

¿Cómo segmentar la recaudación de fondos?

¡Hola Colega!

Resultado de imagen para reading iconHoy es viernes y como tal, de seguro estás en la recta final de tu semana, cumpliendo metas, organizando acciones y trazando lo que será tu descanso. Con esto en mente, podés tomarte unos minutos para leer este post y cargarte de ideas para que lo puedas poner  en marcha la próxima semana.

La entrada al blog de hoy hace referencia a la segmentación en una estrategia de recaudación de fondos. En  primer lugar, es importante que tengamos un mismo significado respecto a la segmentación y éste está ligado a como divido a mis potenciales donantes.

Independientemente del tipo de donantes que tu organización tenga o aspire tener -empresas, personas, instituciones- es importante identificar preferencias, intereses, disponibilidad y afinidad.Resultado de imagen para segmentacion

Con ello, la segmentación de donantes -y potenciales donantes-  puede realizarse en base a estos cuatro indicadores:

  1. Preferencias: ¿A tu potencial donante le interesa apoyar causas sociales a corto, mediano o  largo plazo? Así, podes trabajar un mix de acciones que serán “destino” de las donaciones recaudadas, respondiendo a la preferencia de tu potencial donante. En este sentido, esta preferencia está estrechamente relacionada con el siguiente punto;

2. Intereses:  ¿Porqué invertir en una causa social? ¿Porqué beneficiar a un tercero? Estas son preguntas cuyas respuesta inciden en el grado de compromiso que podrá tener tu donante/potencial con tu organización. Así, algunos intereses pueden ser: personales (vivencias) | exposición social | asocio con una marca social | deseo de colaborar, entre otros.

Resultado de imagen para segmentacion3. Disponibilidad: Esta variable está asociada con la disposición que el donante pueda tener para realizar una donación, esto relacionado tanto en frecuencia como en cantidad. Al igual que el punto 1, se pueden realizar combinaciones de acciones de recaudación respondiendo a la segmentación de donantes identificada.

4. Afinidad: Con esta variable, indica el tipo de “química” que podemos tener con nuestro donante. Es afín a como nuestra organización aborda una temática social, como nos comunicamos, como rendimos cuenta, entre otros temas. Asimismo, nosotros (ONG) podemos tener también afinidades por donantes, dependiendo de la combinación de los 3 puntos anteriores. Esta variable es de doble vía, donante-ONG | ONG-donante.

Como podrás observar, las combinaciones que se pueden realizar de estas cuatro variables pueden ser muchas. Esto es lo que nos lleva a la tarea de segmentar y con ello, poder ofrecer las opciones específicas para captar recursos y tener la mayor probabilidad de éxito para la sostenibilidad de nuestra organización.

Dejame tus comentarios y nos volveremos a encontrar la próxima semana.

El valor de las relaciones públicas en una ONG

Hola Colega!

Retomo el contacto contigo por este medio. Hoy quiero compartir  algunas reflexiones respecto al valor que el proceso de relaciones públicas agrega a tu organización.

Muchas veces es común pensar que realizar actividades de relaciones públicas está destinado “exclusivamente” para las empresas u organizaciones lucrativas. En mi experiencia profesional con equipos de trabajo de organizaciones sociales, he escuchado frases como:

Mi organización trabaja para los pobres, no podemos darnos el lujo de tener una persona o realizar acciones de relaciones públicas. 

No tengo los fondos suficientes para invertir en relaciones públicas. Todo lo que recauda se utiliza exclusivamente para los programas y proyectos. 

Estas frases son producto del desconocimiento de lo que las relaciones públicas pueden realizar para una organización de carácter social. El objetivo de realizar procesos y acciones de RR.PP., están vinculadas a la sostenibilidad de una organización, buscar posicionamiento a menor costo y con ello, reforzar la recaudación de fondos.

El principal finalidad que se busca al realizar relaciones públicas es generar confianza ante públicos meta como: organizaciones pares, donantes institucionales, donantes individuales, empresas, etc.

relacionamiento
Las relaciones públicas generan confianza hacia la organización.

La confianza es el principal motor de trabajo que permita realizar alianzas, recibir donaciones, trabajar en asocio con otras organizaciones, entre otros elementos que incrementan el impacto de nuestra organización.

Hoy día, es cada vez más difícil que los donantes financien a organizaciones sociales que trabajan de forma aislada, con ello, el trabajo de relacionamiento es una necesidad primordial para el trabajo con la cooperación internacional.

Ahora bien, si queremos trabajar de forma inteligente y eficiente, es necesario definir una estrategia de relaciones públicas, con indicadores que permita medir el Retorno de Inversión, para la organización.

Con ello, te comparto una lista con algunos indicadores que podés tomar en cuenta para realizar tu estrategia de relaciones públicas:

En cuanto a generación de impacto social:

  1. Cantidad de alianzas logradas con organizaciones pares.
  2. Acciones realizadas en conjunto con otras organizaciones.
  3. Invitaciones a eventos de otras organizaciones.
  4. Organización de eventos para compartir experiencias, metodologías y acciones propias de la organización.

En cuanto a posicionamiento

  1. Cantidad de publicaciones en medios de comunicación masivos realizadas gratuitamente (publicity).
  2. Cantidad de eventos organizados para medios de comunicación -captación y fidelización de periodistas-.

En cuanto a captación de fondos:

  1. Asocios con otras organizaciones para realización de campañas conjuntas de recaudación de fondos.
  2. Eventos invitados por donantes (actuales y potenciales)
  3. Eventos organizados para captar donantes
  4. Asocios con empresas para realización de acciones (voluntariado corporativo, RSE).

Esta lista es una breve demostración acerca de cómo podes organizar tu estrategia de relaciones públicas. Es necesario trabajar planes operativos anuales y definir un presupuesto acorde a las metas e indicadores que se establezcan para un periodo de tiempo definido.

Si estás interesado/a en trabajar estrategias de relaciones públicas de alto impacto, te invito a que me escribas un correo a info@coachingONG.com 

No olvides de dejarme tus comentarios, sugerencias y consultas. Un cordial saludo desde Asunción!!